Hambre real vs hambre emocional

La comida está presente en muchos de los escenarios de nuestra vida; en casa con la familia, reuniones de trabajo o con amigos, entre otros.

Te has preguntado si siempre que comes es porque realmente tienes hambre o es un impulso por comer. Queremos compartirte 5 puntos clave que te permitirán identificar si comes por hambre real o hambre emocional.

  1. Modo de aparición: Cuando realmente tenemos hambre podemos percibir como esta aumenta de manera progresiva mientras que cuando el hambre es emocional aparece de repente y parece ser una necesidad que debemos cubrir con inmediatez.
  2. Alimentos que consumos: Cuando tenemos hambre real como dicen popularmente podemos comer lo primero que se cruce en nuestro camino. Sin embargo, cuando el hambre es emocional sentimos la necesidad de comer alimentos específicos y usualmente son alimentos con un alto contenido de azúcar y/o grasa.
  3. Causas: El hambre real es una necesidad fisiológica. Por el contrario, el hambre emocional se basa en la necesidad de llenar un vacío interno.
  4. Sensaciones después de comer: Cuando el hambre es real luego de comer nos sentimos bien, satisfechos. Cuando el hambre es emocional nos invaden sentimiento de culpa, vergüenza y arrepentimiento.
  5. Duración del nivel de saciedad: El hambre real o fisiológica nos deja satisfechos por horas, pero en el caso del hambre emocional a pesar de comer en grandes cantidades en poco tiempo vuelve a aparecer la sensación hambre.